AQUELLA NOCHE DE CARNAVAL by Genoveva Rodea

MIENTRAS nos acicalábamos para la fiesta, todas me hablaban de Él. Entre el «ciérrame la cremallera», «ajústame los alfileres», o «espolvoréame la purpurina», planeaban los comentarios de mis tres amigas sobre, su clase, su porte, su voz mediterránea o su increíble don de conversación. Yo intuía cierta nota de exageración en tal proclamo de cualidades y aptitudes, y…

Adentro by Fernanda Reinés

Ella está gorda.  Debería bajar unos 4 kilos, le dijo la nutricionista. Pero para mí son más. Antes y después siempre fueron más.  Su pelo está crespo y su piel seca. Tendría que cuidarse más las manos y hacerse una limpieza facial.  Pero me ignora.  Soy, en muchos sentidos, como el ruido del ventilador que…

CAPAS by Patricia Collazo

La niña lleva años ausente, pero Violeta, cada tanto, pinta de rosa su habitación. El rosa fue el color preferido de la niña hasta llegar a la adolescencia, cuando ella misma pintó las paredes de negro gótico. Violeta insiste en volver al rosa, pero cuando la pintura se va asentando, es absorbida por las antiguas…

VEINTIOCHO DÍAS by Juan Luís Henares

Veintiocho días en aislamiento. Sin embargo, lo correcto sería afirmar que fueron veintiocho días prisionero en este hotel sin estrellas en el que me recluyeron. Es probable que denuncie al Estado, pues me tuvieron confinado sin mi aprobación; me robaron la libertad, ¿quién me devolverá el tiempo perdido? No tuve fiebre, dolor de garganta o…

LA NATURALEZA DEL ESCORPIÓN by Genoveva Rodea

LUÍS se ciñó el cinturón antes de accionar el motor de su BMW Z8. Habitualmente el ronroneo sereno de aquel vigoroso potro deslizándose por el asfalto, como el delfín cortejando un barco, solía bastar para que cualquier problema se congelara unos instantes. Bajo la plata que sus cuarenta y ocho inviernos había depositado en sus sienes aun latía…

TIGRE (parte 5) by Jorge Daza

  Simón se encuentra fumando en la calle, justo al lado de la entrada al gimnasio. Mira al cielo en busca de alguna estrella, pero las luces de la ciudad impiden que se vea el más mínimo brillo. Carteles holográficos en las fachadas aprovechando huecos entre ventanas y balcones, señales de tráfico para los aerovehículos…

TORIBIADAS SOBRE LIBROS Y EROTISMO by Antonio Toribios

1 A veces emprendemos un viaje con la dulce O y regresamos a casa lacerados por la Venus de las pieles. 2 Abrir un libro mientras esperamos a una amante es tan delicioso como… (lo dejo ahí, no se me ocurre nada comparable). 3 Decir a nuestro amor que morirías por él no está de…

EL MANDATO by Juan Luís Henares

Hoy fue un día maravilloso: tras siete años de grandes esfuerzos se recibió Javier, mi hijo mayor. A la noche, después de festejar con amigos en la facultad, encontró la lustrosa placa dorada que lo esperaba en el frente de casa:  Javier Domínguez. Abogado. Prefirió que no fuéramos a verlo rendir la última materia. —Me…

NO SABÍA DECIR “DAME” by Genoveva Rodea

Había sido una charla interesante. Analizar los motivos, la historia, los porqués de las conductas. El caso de ese pequeño tirano criado entre el colegio y los abuelos, con la ausencia de la figura de su padre y el excesivo trabajo de una madre empeñada en satisfacerle cualquier capricho. Ese marido marcado por la falta de ejemplo en…

ZOOM CON ENLACE A OUIJA by Patricia Collazo

Son las doce menos cuarto y ya estamos listos. La pantalla está dividida en seis rectángulos.  En uno se ve el salón de la casa de la tía Lidia, mis primos y mi tío engullendo el postre sentados a la mesa y la tía yendo y viniendo a la cocina, preparando las copas, contando las…

MUERTE DANZANTE by Jorge Daza

Korbis es un guerrero bastante bueno. No destaca por su rapidez o su técnica en combate, pero su don le permite imprimir tanta fuerza en un solo golpe que es capaz de romper rocas. Sus oponentes le subestiman, y eso siempre ha jugado a su favor. Pero este eban que tiene delante es distinto. No…

MAGDALENA by Antonio Toribios

MAGDALENA Llorabas y llorabas, y yo allí, sin saber qué hacer. Fuera estaba la playa, la gente despanzurrada alegremente al sol, pero tú no hacías más que llorar y llorar sin decir nada. Sólo hipidos y balbuceos sin sentido. Por un instante, calma, la mirada azul perdida como ausente; luego unos pucheros y vuelta a…

EL ENCUENTRO by Juan Luís Henares

Andrea se enamoró una lluviosa tarde de julio; lo vio subir al tren dos estaciones después que ella, y ni bien ingresó al vagón su vida pareció cambiar para siempre. Alto, rubio, ojos celestes, de unos treinta y cinco años y cuerpo atlético, vestido con traje oscuro, corbata bordó, zapatos italianos y un portafolios de…

AQUELLAS FLORES DE MARZO by Genoveva Rodea

ORQUIDEA  se debatía entre dos tonos, pensando en las cortinas del dormitorio. Al salir del trabajo acudiría a escogerlas con su recién estrenado marido. Jazmín contaba con los dedos. Una veintena de semanas y abrazaría de nuevo a su familia. Había abandonado su tierra para forjarse un futuro y, aunque mal vivía con un puñado de euros después de…

TIGRES (parte 4) By Jorge Daza

Solo el ring está iluminado y el público se mantiene en silencio. Un presentador holográfico entra en escena en mitad del cuadrilátero y da la bienvenida a la velada. Entre la oscuridad se ven algunos destellos de cámaras haciendo fotos o lentes grabando. Tras la breve introducción anuncia el combate y presenta al primero de…

TIGRE (parte 3) by Jorge Daza

Eva observa desde fuera del ring cómo su boxeador golpea la marioneta. Esta es un simple muñeco acolchado enganchado a un poste que sube hasta el techo y se desplaza por todo el cuadrilátero por una serie de raíles. Tiene un holograma encima que simula un oponente de cuerpo completo pese a que la marioneta…

EL HOMBRE DE LA ESTACIÓN by Genoveva Rodea

Comencé a acudir los viernes a la estación del AVE para acompañar a Luisa, una compañera del bufete. La primera vez que lo vi, yo consumía un cigarrillo en la puerta del recinto y él estaba sin estar, a dos pasos de mí, como un muñecote animado más de mi entorno, una de esas insignificantes…

APUESTAS by Patricia Collazo

Se me acumulan los garbanzos después de cinco partidas de chinchón. Si pierdes, sacarás la basura todo el mes. Si pierdo, deberé aceptar que te rapes. Desafiante, frunces el ceño y apuestas tus últimos cuatro. Me recuerdas tanto a tu madre de pequeña…  Acerco mis cuatro. —Hagámoslo a todo o nada —dices. Empujo mi pequeña…

TIGRE (parte 2) by Jorge Daza

El boxeador entra en un bar con la bolsa de deporte colgando del hombro. Se acerca a la barra y pide una cerveza mientras deja la bolsa en el suelo justo a su lado. Un hombre que está en la barra y que lleva un sombrero trelby morado se fija en el recién llegado. La…