EL POETA by Cony Salomon

Imagen tomada de Pinterest

Ataviado con larga bufanda que le daba aspecto de otra época, paseaba al atardecer, miraba el reflejo de un rayo de sol antes de ocultarse o definía el roce de una nube con el aire; de cuando en cuando se paraba y, en la libreta que siempre le acompañaba, anotaba palabras que rimaban con alma.

Después, entraba en la taberna y tomaba una mistela; su conversación era discreta como su silueta enjuta.

Le llamaban «el poeta».

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s