MENTIRA PIADOSA By Patricia Collazo

Imagen tomada de Google

De Lucía adoro sus ojos color tormenta y ese aire de canción de Serrat que la envuelve.

De Charo, sus piernas infinitas y el mohín con que me recibe.

De Inés, el pelo ensortijado que vibra entre mis dedos en el momento de la pasión.

De Julia, sus piececitos de princesa y las notitas que me deja bajo la almohada.

De María, los hombros perfectos y bronceados y esa aura de virgen sagrada que mantiene aún en los momentos de más ardiente intimidad.  

De Cecilia, sus senos en forma de lunas y los espectaculares eclipses en los que coincidimos. 

Pero mi preferida es la dulce Amanda. Con sus manos de dedos largos y ágiles, sus brazos fuertes de deportista, pero, sobre todo, con esa capacidad desconcertante de no ser celosa.

A ella puedo hablarle de todas. O eso creía hasta que esta mañana me encontré sobre la cama un macabro collage formado por los ojos tormenta de Lucía, las piernas infinitas de Charo, el pelo ensortijado de Inés, los piececitos de Julia, los hombros virginales de María y los senos lunas de Cecilia. De Amanda, solo unas escuetas palabras pintadas con rouge en el espejo: te mentí, sí soy celosa.

web de la autora: laletradepie.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s