Exordio

by ELENA MARQUÉS

¿Dónde irán los recuerdos que se pierden?

¿Qué interés guardarán en ocultarse

en la esfera del sueño?

¿Qué provecho obtendrán al permitirnos

un hilo diminuto

(la imagen fantaseada de un muro soleado,

la voz de un puerto quieto,

una vereda llena de eucaliptos)

del que apenas tirar; esa madeja

con el cabo perdido en sus entrañas?

¿Dónde queda su peso evanescente

más allá de este día que se agota;

por qué esquivan la piel de nuestros dedos

cual vilanos del aire?

Quizás, si me detengo, regresen transparentes.

Quizás nunca existieron.

(Fuimos carne y memoria,

somos agua y olvido).

Inédito.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. azurea20 dice:

    No somos dueños de nuestra menoría. Ni recordamos ni olvidamos lo que queremos. Buen día.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s