Incógnitas y paradojas by Scarlet Cabrera

Desde umbral, indagando mis respuestas.

1.- ¿Cuál es la historia de tu mayor anhelo?

 Mi mayor anhelo es penetrarme muy profundo hasta descubrir mis verdades encubiertas.

Desde muy niña, he sentido, no sé si llamarlo intuición, la necesidad de saber quién soy realmente porque presiento constelaciones ocultas donde mis “Yo” aguardan a la desnudez absoluta en el sótano de mis espejos. Esa sensación jamás me abandona.

Mi educación, católica, apostólica y romana, interiorizó fórmulas para esconder ese lado oscuro que Jung denominó “La Sombra” portal al epicentro del todo que no se acepta por vergonzoso, las culpas, el miedo,  los daños causados, las heridas que siguen abiertas y nos infirieron en el Bullying  de la vida.

Ya no soy creyente ni pertenezco a ningún “…ismo”, sin embargo, el cosmos interno es muy complejo. La personalidad en cuanto a sus estructuras más fehacientes, se internaliza desde el nacimiento hasta los cinco años, lapso que psiquiatras y psicólogos, experimentados investigadores quienes han dedicado sus estudios a este tema, así lo han determinado, fundamentándolo con diversas categorías y estudios de “laboratorio” por decir, definiendo a esa parte de la primera infancia, como el punto crucial que nos ha tatuado para bien o para mal, cuando apenas éramos unos niños.

No es de extrañar entonces, que en la adultez recurramos a terapeutas porque suele suceder que el universo que tenemos tapiado interfiere en la toma de decisiones, la perspectiva que asumimos del alrededor y los comportamientos que nos abrazan haciéndonos reaccionar de determinadas formas. No hay que ser muy inteligente para notar las grandes anomalías sociales teniendo claro que la sociedad está constituida por seres humanos y sus circunstancias.

No somos tan buenos como creemos pero eso no significa que seamos malvados. Estoy completamente convencida que hasta que no me descubra, mi mayor anhelo seguirá siendo ese, saber cuáles cimientos me sostienen detrás de la obligatoria mascarilla, inevitable antifaz sociocultural sin el cual, es imposible cohabitar en la humanidad.

2-  ¿Qué es lo que más quieres ahora?

 Lo que más quiero es  hacer mi primer libro.

Escribo todos los días desde que tengo conciencia pero soy sustancialmente impulsiva y revuelta en arrebatos, mi escritura es un compendio inmenso pero a la vez, desordenado, urgido de que me domine y concentre el tiempo que sea necesario para esculpir al libro.

Es como si ante mis ojos tuviese un bloque de mármol a la espera por ser tallado y en vez de hacerlo, aparte, me dedico a crear infinitas vasijas, multiplicados escritos que he venido creando a lo largo de mi existencia pero, carecen de la silueta requerida; es decir,  elaborarse en páginas coherentes preservando una idea completa, desde el preámbulo hasta un final.

3.- ¿Cómo te imaginas el mañana?

Me imagino con el libro realizado.

Me lo debo porque esa idea/momento no sale de mi mente, poderosa necesidad de construirlo donde obligatoriamente habré superado la ansiedad que me carcome. No es que aspire a ser otra persona desconociéndome en una transmutada ecuación,  lo que intento expresar es que no es una virtud la impulsividad, el torbellino incontrolable; por el contrario, se convierte en muros, acantilados, crucigramas a medio hacer, laberintos sin salida. 

Me imagino calmándome lo necesario para escribir ese libro tan pospuesto, domesticando la rutina inconsciente y simultáneamente consiente, del caos que me ha convertido en una especie de títere en mis propias manos.

Me he inventado terapias para vencerme ¿La última? Voy casi todos los días a la Biblioteca Nacional de España ¡Es una experiencia maravillosa! la Biblioteca en sí misma es una obra maestra de una belleza suprema.

Retomando mi inventada terapia, dedico horas diarias y me siento a leer, me encanta hacerlo, porque los libros que pre selecciono acorde a los procedimientos impuestos por el Covid, me han llenado de éter, bálsamo terapéutico que me mantiene concentrada sin andar “saltando” hacia ninguna parte durante un largo tiempo.

Poco a poco, me imagino, haciendo algo similar con la escritura, dejándome llevar, flotando sobre los segundos sin premura ninguna, únicamente, dedicada a culminar el cúmulo de escenarios que me habitan y requieren continuidad sin constantes sobresaltos.

¿Quién es…?

¿Quién soy…?

Soy una escritora que estudió Sociología, Escritura creativa, Seminario en literatura, un año de Filosofía, un año en fotografía artística, mujer sedienta de sorpresas, pasadizo errante que actualmente vive en Madrid, hermosa ciudad donde jamás pensé que viviría y ahora, es mi hogar. 

He estudiado y ejercido otras labores pero no tienen que ver con mí ser artístico, aunque sea obvio que no tenemos cajones separados en el conjunto que nos constituye.

Me gusta el arte en todas sus infinitas manifestaciones, me fascina leer tanto como escribir, el cine, la música, conectarme con pupilas que absorben, conversar desde lo sublime a lo banal.

Soy irreverente, anti sistema sí o sí, amo con el alma, de toque nihilista sin caer en el vandalismo que convierte al ser en esclavo de sus desafueros.

Adicta al Rock, a la poesía cuando quema, a la literatura que enmudece, a la sensación que me levita vulnerable en los ojos de la luna.

Me encanta al lenguaje corporal, esas pieles que hablan,  el acento de unas pupilas fijas, el beso que trastorna y la belleza,  cuando se ve sin antologías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s