EL LIBRO DE LOS SUEÑOS by Rosa Liñares

Imagen tomada de Pinterest

Publicado originalmente   LA LLAVE DE LAS PALABRAS

Miró a su alrededor, sin comprender. Tardó un buen rato en darse cuenta de que caminaba sobre enormes hojas de papel. Se paseaba, cual Pulgarcito, sobre letras impresas, firmes bajo sus pies, en formato Times New Roman pero cuyo tamaño en puntos era incapaz de calcular.

Avanzó entre vocales y consonantes, mayúsculas y minúsculas, columpiándose en interrogaciones, haciendo malabares con los puntos de las íes, sentándose sobre haches, meciéndose en comas y colgándose de las tes.

Caminó a lo largo de frases completas, sujetos y predicados, hasta que le sorprendió el anochecer y comenzó a sentir frío.

Se acercó a la esquina de la página, la 203,  y comenzó a tirar de ella. Para su alivio, pesaba menos de lo que esperaba. Se acercó al otro extremo, dejando a sus espaldas las otras 202 páginas a modo de cabecero. Un marcapáginas de algodón trenzado rojo doblado en tres partes hizo el papel de improvisada almohada. Se cubrió con la página, a modo de manta, la cual resultó ser cálida y suave, y se dejó caer en los brazos de Morfeo.

Cuando despertó no estaba cubierta de letras, estaba en su propia cama bajo sus sábanas floreadas y con un libro sobre su pecho, abierto en la página 203

https://lallavedelaspalabras.wordpress.com/2018/08/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s